Jesús Solanas Murillo

El próximo 11 de diciembre, en el Palacio de Congresos de Zaragoza, se celebrará la Gala de entrega de los Premios de Hostelería y Turismo de Aragón, donde se premiará la labor desarrollada por los profesionales del sector.

Con motivo de esta ocasión tan especial dedicaremos tres artículos de nuestro blog de Restaurantes Zaragoza a los premiados, quienes tan generosamente han compartido su tiempo con nosotros y nos han concedido las entrevistas que aquí publicaremos.

Jesús Solanas Murillo del Restaurante Absinthium ha sido galardonado con el Premio al profesional turístico/hostelero.

Para Jesús Solanas su profesión es toda una forma de vida. Es uno de los sumilleres más respetados de Aragón, ha sido durante muchos años director de restaurante, y ahora es propietario del Absinthium, donde deja su sello personal tanto en cocina como en sala.

¿Cómo ha recibido este premio a su labor en el sector turístico?

Con sorpresa y alegría porque es un premio que dan los compañeros. Dentro de mi vida laboral en la hostelería, llevo poco tiempo como propietario y se agradece la confianza.

Su nombre siempre ha estado ligado al mundo del vino.

Es la parte más visible, pero siempre he intentado plasmar mis ideas en la gastronomía en general. Realmente he ejercido más de director que de somelier. Lo que me llena es trabajar en todos los aspectos del restaurante, colaborando tanto con cocina como con sala, aunque siempre presto especial atención al vino. Yo reivindico la figura del propietario-anfitrión.

Y ahora en su restaurante puede poner en práctica esta figura…

Sí, bueno, pero trabajando mucho. No sólo hago de anfitrión, sino que tengo que aportar también mi granito de arena.

Siempre se nombra a los cocineros, pero también es importante saber vender esa gastronomía, que es la función del servicio de sala…

Tiene que haber un buen conjunto cocinero-sala. Yo no creo en restaurantes basados sólo en la cocina. Pueden hacer una cocina maravillosa, pero si en el local hace frío, el camarero es antipático o cualquier otra cosa, el cliente no vuelve. Sin embargo, un buen servicio puede arreglar una mala cocina.

¿Qué importancia tiene la gastronomía y los restaurantes en el turismo?

No vivimos en una región de mucho turismo. Es una ciudad de paso y no podemos competir con otras como Madrid, Barcelona, Sevilla… No somos un destino gastronómico porque no se conoce mucho nuestra gastronomía. Hay comunidades más pequeñas, como Asturias, por ejemplo, que sí han sabido vender su gastronomía. Aquí no hemos acertado aún con la fórmula.

Publicaciones recientes

Deja tu comentario