Gastronomía y patrimonio unidos en Zaragoza

Este fin de semana te invitamos a que conozcas tres propuestas gastronómicas monumentales en nuestra ciudad.

El patrimonio histórico-artístico de las ciudades se está poniendo en valor cada vez más, autoridades y público en general están más concienciados en lo referente a la conservación de nuestros monumentos y lugares emblemáticos. Palacios y edificios históricos se restauran y reforman para darles nuevos usos, que en muchas ocasiones no está relacionado con el que tuvieron en origen, y que son empleados como reclamo turístico.

La gastronomía suele ser un uso habitual para estos “nuevos” edificios lo que convierte la experiencia de la buena mesa en una vivencia global que nos une  a nuestro pasado y a nuestra historia.

Si estás buscando un restaurante en Zaragoza que combine la buena comida con un entorno estimulante sigue leyendo y descubre, en este artículo, tres restaurantes y tres edificios emblemáticos de nuestra ciudad.

 

Paraninfo trufé

El edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza se inauguró en 1893 como facultad de medicina y ciencias, y con sus 124 años de historia es el edificio más antiguo de la Universidad. En la actualidad se ha convertido en un edificio multiusos que acoge entre otras actividades; exposiciones temporales, cursos, conferencias y actos culturales. Además tiene una hermosa biblioteca y la sede  Museo de Ciencias Naturales de la Universidad.

Desde luego es un edificio extraordinario que merece una visita, al igual que el restaurante que encontramos en sus instalaciones. Un monumental comedor con grandes ventanales da la bienvenida al visitante a un establecimiento caracterizado por la elaboración de cocina mediterránea y platos esmerados.

El lugar ideal para ir  a disfrutar de un menú diario muy cuidado, y donde precio y calidad combinan a la perfección.

 

Quema

El IAAC Pablo Serrano, Instituto aragonés de Arte y Cultura Contemporáneos, es el centro del arte contemporáneo en nuestra ciudad. Ubicado en el que fuera museo monográfico del genial escultor aragonés, Pablo Serrano, además de centro expositor de arte, se ha convertido, tras sus reforma, en centro neurálgico de la cultura contemporánea de nuestra ciudad, ofreciendo una intensa programación que incluye, conciertos, conferencias lecturas, etc.

Durante su última reforma, el mueso actualizó también la antigua sala de exposiciones, denominada Sala 3B, para acoger un equipamiento dedicado a la restauración y que hoy en día es el restaurante Quema.

Este moderno establecimiento es el complemento perfecto para un equipamiento cultural que expone las últimas vanguardias. Cocina de mercado, donde se elaboran platos y productos clásicos, trasladándolos a la gastronomía actual y servidos con generosidad.

Este espacio, moderno y conceptual, permite al visitante relacionarse directamente con la cocina a través de una mampara de cristal que habilita el dialogo. Su capacidad es reducida, 40 comensales, por lo que si quieres disfrutar de una cocina muy especial en el corazón de la vanguardia zaragozana será mejor que reserves.

 

Teatro Principal

Ubicado en pleno centro de Zaragoza, el Teatro Principal es el escenario más importante de la ciudad. Inaugurado en 1799, durante los siglos XIX y XX sufrió diversas transformaciones que lo fueron haciendo cada vez más parecido a los más famosos teatros europeos, maderas nobles, frescos alegóricos, mármoles, etc.,  elementos estructurales y decorativos que hacen que hoy en día todavía conserve el sabor y  cadencia de los escenarios más clásicos.

Hablamos de un lugar privilegiado en el que durante años se han dado cita las más importantes compañías de teatro, ópera y ballet del momento. Desde su inauguración, las caras más prestigiosas de la escena mundial han dejado su huella en el primer coliseo de la ciudad.

Su variada programación nos tare a Zaragoza lo mejor de la escena clásica y moderna, igual que su restaurante que permite disfrutar al visitante de una codina tradicional, con toques actuales, en un entorno de gusto refinado que despierta la añoranza.

El restaurante perfecto para celebraciones familiares o encuentros de trabajo. Cuenta con un menú diario muy competitivo y si te animas a conocerlo no olvides probar su ternasco.

 

¿Qué edificios históricos de Zaragoza son tus preferidos? ¿Crees que un entorno cuidado y bonito mejora la experiencia de comer en un restaurante?

Publicaciones recientes

Deja tu comentario