Buscamos alimentarnos mejor

Cada día estamos más concienciados respecto a nuestros hábitos de vida, nuestra movilidad, nuestro entorno y por supuesto nuestra alimentación. La vuelta al consumo de alimentos artesanos y tradicionales es más y más habitual entre los consumidores, quienes comienzan a preguntarse qué como, de dónde viene, cómo se hace, etc.

El pan, el alimento más universal y, posiblemente, el más antiguo de la humanidad, no escapa a las tendencias y en los últimos tiempos se ha convertido en un producto que despierta conciencias y en un capricho gourmet. Ahora, en tu visita a los restaurantes de Zaragoza disfruta del alimento de moda y de las nuevas variedades que se ofrecen.

 

Pan de masa madre

El pan de masa madre es básicamente un pan elaborado única y exclusivamente con levaduras naturales. La harina en sí misma contiene multitud de levaduras y bacterias que provocan la fermentación de la masa de manera espontánea. La fermentación natural aporta a las masas un sabor y aroma especiales a la vez que controla su acidez.

La elaboración de masa madre es un proceso de lo más sencillo y como dicen en los restaurantes de Zaragoza y los expertos en la materia, es el secreto de un buen pan.

Solo es necesario harina, agua y algo de paciencia. Al mezclar la harina y el agua las propias levaduras del cereal provocarán la fermentación de la masa. Poco a poco deberemos seguir alimentándola para que vaya creciendo y al cabo de unos días ya podremos utilizarla para la elaboración del pan.

El pan de masa madre, además de una elaboración más tradicional, conlleva numerosos beneficios para nuestra salud. Por un lado, su fermentación natural hace que las bacterias se nutran por los almidones y se conviertan en maltosa lo que lo hace mucho más digerible.

El aumento de ácido láctico eleva la acidez de la masa generando un ambiente ideal para la enzima fitasa, esto  permite una mejor absorción de la  vitamina B1, el zinc, el hierro, el magnesio, el cobre y el fósforo, que no están tan presentes en el pan elaborado con levadura comercial. La fitasa, además, es una enzima esencial para el funcionamiento intestinal.

Otro aspecto positivo es que es el  pan de masa madre neutraliza alguno de los componentes del gluten que atacan a los celíacos, por lo que es más digerible para ciertos niveles de intolerancia.

Finalmente y aunque no esté directamente relacionado con nuestra salud, es un pan que se conserva mucho más tiempo y conserva mejor sus propiedades.

 

Cloud bread

Aprovecharemos este artículo para hablaros también de la nueva sensación llamada cloud bread, que está arrasando en las redes sociales y al que muchos se refieren como el pan sin calorías.

Aunque se le denomine pan, no se trata de un verdadero pan si tenemos en cuenta la definición oficial: “alimento que consiste en una masa de harina, por lo común de trigo, levadura y agua, cocida en un horno”. Es, mejor dicho, una torta. Una torta de fácil elaboración que en muchas ocasiones se emplea para elaborar bocadillos o como acompañamiento, no lleva harina y por lo tanto es apto para celiacos.

El cloud bread se elabora fundamentalmente con huevos y queso crema, además lleva otros ingredientes como sal, bicarbonato, azúcar, etc. Sí que tiene en común con el pan que se trabaja una masa y se hace en el horno.

Como todo, y más si es algo nuevo, el cloud bread tiene sus defensores y sus detractores. Desde luego es un alimento alto en proteínas y muy versátil, además de sencillo de preparar, no tiene ni las propiedades del pan ni el sabor del pan.

El cloud bread se presenta como una alternativa más en nuestra dieta diaria. Nosotros somos unos enamorados de la gastronomía y la alimentación, por lo que una vez aclarados los conceptos, os animamos a ir a un restaurante y probarlo todo para que vosotros mismos decidáis y elijáis lo que más os gusta, conviene, apetece…

 

¿Te preocupas en tu día a día por comer pan de calidad? ¿Qué opinas de las modas en alimentación?

Publicaciones recientes

Deja tu comentario