• La Consejería de Economía, Planificación y Empleo del Gobierno de Aragón, a través del INAEM, venía desarrollando estos planes desde el año 2006 de forma consecutiva.

“A perro flaco, todo son pulgas”. Este refrán bien podría valer para la situación que está viviendo el sector de la hostelería y el turismo de Aragón. A todas las afecciones ocasionadas por el coronavirus en las empresas durante estos ocho meses -cierre obligado de la actividad, restricciones por aforos y horarios, movilidad restringida, toque de queda general para la población, etc.- se suma la inexistencia, este año 2020, de los planes de formación para los trabajadores ocupados del sector en nuestra región.

Este hecho supone una grave afección para las empresas y profesionales de hostelería y turismo de Aragón, ya que estos planes permitían formar a personal de calidad, al considerar a este sector como estratégico dentro de la comunidad. En palabras del Presidente de esta Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón- CEHTA, Luis Vaquer, “se han cargado el plan sectorial para el sector más importante de Aragón y que venía desarrollándose de forma continuada por la Consejería de Economía y el INAEM desde 2006”. “Además de la ruina del sector, desaparece esta formación”, agrega Vaquer. “Llevamos años denunciando la poca efectividad de los planes a la administración pública y las carencias del mismo”, afirma el presidente, quien también apostilla que “teníamos la impresión de que nunca se había escuchado al sector de forma activa ni se ponían los medios suficientes; lamentablemente, esta es la demostración más clara”.

Los planes sectoriales para hostelería y el turismo son claves para la formación de ocupados. El marco normativo en convocatorias estatales permite priorizar un sector como este por razones de peso económico y de empleo, por su carácter estratégico o por vivir un momento de crisis. La hostelería y el turismo cumple todos los parámetros. Estos planes permitían formar profesionales de calidad, mejorar nuestra mano de obra y por lo tanto, el desarrollo de nuestra actividad. Un aspecto clave y que se eleva a dramático en muchas zonas de nuestro territorio donde resulta muy complicado encontrar profesionales preparados para trabajar en atención general, cocina o sala.

Las diferentes actuaciones que se están llevando a cabo últimamente desde las administraciones públicas para el sector de hostelería y turismo de Aragón preocupan enormemente y no se consideran de recibo para las 16.000 empresas y los 40.000 trabajadores que ocupa esta actividad de forma directa. ¿Realmente consideran a la hostelería y turismo como sector estratégico? ¿Qué futuro le espera a nuestro sector si ni siquiera podemos formar profesionalmente a nuestros trabajadores? ¿Esta es la apuesta por una hostelería, un turismo y una formación de calidad? Son muchas las preguntas y dudas
para un sector que se está acostumbrando a recibir numerosos varapalos en los últimos meses y está viviendo la peor crisis de su historia.

Recommended Posts

Deja tu comentario