Las tradiciones ganan especial importancia en fechas señaladas y la Navidad es por excelencia la época más tradicional del año.

En muchas ocasiones las tradiciones son de carácter familiar, adornos que se heredan de generación en generación, actos y ritos familiares que se repiten a lo largo de los años y por supuesto recetas que reviven en estas fechas para traer a nuestra mente recuerdos de la infancia.

En la gastronomía la tradición tiene especial importancia y los sabores de siempre se mantienen con el paso de los años trayendo a nuestras mesas las recetas de nuestras abuelas. En Aragón tenemos una tradición gastronómica muy importante y la Navidad es el momento de probar en nuestra mesa o en el restaurante de Zaragoza que elijamos, todos aquellos platos que representan lo mejor de nuestro territorio.

En el siguiente artículo os contaremos qué platos son los más tradicionales en las mesas aragonesas durante la Navidad.

 

Entrantes y primeros platos

En Aragón, las navidades comienzan con verdura de nuestras huertas y el primer plato más tradicional es sin lugar a dudas el cardo. Las formas más habituales de comer cardo son, acompañado de bechamel y almendras o nogado, es decir con salsa de nueces. En algunas ocasiones, el rey de la Nochebuena es sustituido por la borraja, que para la ocasión se cocina con almejas.

Aunque menos típicas, también hay quien gusta de celebrar estas fechas con legumbres. En Aragón, por supuesto, serán judías blancas, pochas o boliches.

Antes de empezar con los primeros las mesas aragonesas disfrutan de entrantes a base del tradicional embutido; longaniza, butifarra, gallina trufada y por supuesto el afamado jamón de Teruel y cualquiera de los numerosos y deliciosos quesos de la región.

 

Platos principales

En Aragón, como en el resto de la geografía nacional, las familias eligen sus platos principales entre carne o pescado. De la primera, el capón ha sido desde siempre el plato principal de las mesas aragonesas. Criado en los corrales de las casas, se cebaba con mucho cuidado para en estos días disfrutarlo en familia.

En cambio si hablamos de pescado optaremos por el bacalao. Siendo como somos una región de interior y por tanto con menor acceso al pescado fresco, nuestras recetas más tradicionales se realizan habitualmente con pescados desalados. Esta variedad era más fácil para transportar desde la costa hacia el interior y se mantenían durante más tiempo en las casas.

Más recientemente han llegado a las mesas aragonesas otros productos que siendo también típicos de nuestra región no eran tan habituales en estas fechas, como es el ternasco.

 

Postres

Los dulces y los postres se multiplican con la llegada de la Navidad y las cocinas aragonesas han desarrollado grandes recetas de repostería tradicional que han llegado hasta nuestros días.

El rey de los dulces en estas fechas, es sin lugar a dudas, el guirlache, elaborado con almendra y azúcar. A él se suman turrones, mazapanes, pastelillos, tortas y un largo etcétera que tiene como protagonista la almendra.

Las frutas deshidratadas, orejones, pasas o higos secos toman también especial protagonismo durante la Navidad, acompañados en muchas ocasiones de frutos secos.

Todos estos manjares cubrirán las mesas aragonesas durante estas navidades, reuniendo a las familias en torno a nuestra gastronomía más tradicional para celebrar lo que nos une y recordar los sabores de nuestra tierra.

¿Celebras la Navidad con recetas tradicionales aragonesas? ¿De los dulces típicos navideños cuál es tu favorito?

Publicaciones recientes

Deja tu comentario