El Flash Gastrobar es un emblemático establecimiento de Alagón (Zaragoza) que ha logrado ser uno de los referentes de la provincia en tapas y raciones. María Jesús Callén es su propietaria. Muy participativa en acciones de promoción gastronómica y concursos, lleva más de 30 años al frente del negocio. Ahora mismo forman parte de las actividades de la Semana de Goya.

-Participáis en la III Semana de Goya, que engloba actividades de todo tipo (en vuestro caso gastronómicas) en torno a la figura del pintor. ¿Qué os parece esta iniciativa?

Muy bien. Goya fue una figura muy importante en Zaragoza, pero también en la Ribera Alta, en el propio Alagón y en Remolinos, por eso está bien que la actividad salga fuera de la capital. Fue un pintor muy importante y es bueno acordarse de él, y si sirve para promocionar el turismo y la gastronomía, mejor.

-¿Cuál es vuestra propuesta en esta Semana de Goya?

Hemos creado un menú compuesto por Croquetillas de puchero, Pencas rellenas de bacalao, Doblón de Ternasco de Aragón con salsa de boletus y Leche frita. Nos hemos inspirado en la cocina de la época, en recetarios como los de Juan Altamiras, donde aparece mucha verdura rellena, etc., y lo hemos adaptado.

-Ahora estáis en la Semana de Goya, pero siempre participáis en acciones gastronómicas y concursos. ¿Es importante para darse a conocer?

Sí, es muy importante para darse a conocer fuera. En el pueblo ya nos conocen, pero gracias a estas iniciativas muchos descubren que en Alagón hay un establecimiento que merece la pena. Como Alagón está junto a la salida de la autopista, hay gente que entra porque nos ha visto a través de Internet, etc.

 

-¿Cuándo comenzasteis con Flash Gastrobar?

Mi marido y yo lo cogimos en 1987. Antes lo llevaban sus padres -toda su familia se dedicaba a la hostelería- pero hasta entonces era un disco-bar. Nosotros empezamos con las tapas a mediodía hace 15 o 16 años y seguíamos abriendo como disco-bar por la tarde. Pero cuando el negocio de la noche empezó a bajar, ampliamos la línea de tapas también a las noches. Solo abrimos la cocina el fin de semana y nos centramos en tapas, raciones, cenas y menús para fechas especiales.

-Están en un pueblo, pero aún así se han hecho un hueco entre los establecimientos más conocidos por sus tapas y raciones.

No nos podemos quejar. Viene mucha gente de la comarca. Tenemos clientela muy variada, desde el que quiere la croqueta de siempre y punto hasta el que busca creaciones más novedosas, por eso nuestra barra es muy variada. A mediodía tenemos 50 o 60 tapas y algunas de ellas han sido premiadas en concursos provinciales.

-¿Cuál es el secreto de vuestro éxito?

Utilizamos siempre productos de calidad y de la tierra y lo elaboramos todo nosotros. Por ejemplo, las croquetas son todas caseras.

Publicaciones recientes

Deja tu comentario