Las empresas del sector, ante un estado de alarma en el que no es posible la movilidad, están necesitadas de liquidez y administraciones como el Ayuntamiento de Zaragoza, deben tomar medidas que ayuden a paliar la situación actual

El conjunto del sector de la hostelería y el turismo de Zaragoza, representado por los principales colectivos del sector, Federación de Empresarios de Hostelería de Zaragoza- Horeca y la Asociación de Cafés de Bares, reclama el compromiso de manera firme con el sector y que se concreten las medidas urgentes reflejadas en el plan de choque presentado al Ayuntamiento de Zaragoza el pasado lunes 30 de marzo.

Haciendo una breve cronología de los hechos, este pasado lunes se mantuvo una reunión virtual con la Vicealcaldesa del Ayto. de Zaragoza, Sara Fernández y el Gerente de Zaragoza Turismo, Conrado Molina. Durante el encuentro, la corporación zaragozana se comprometió a estudiar las medidas propuestas por el colectivo de la hostelería y el turismo de Zaragoza y que tanto Horeca, como Cafés y Bares, consideran necesarias para amortiguar el impacto económico derivado de esta crisis.

En ningún momento el sector que asume las consecuencias ocasionadas por el COVID-19, ha olvidado que lo primero y esencial es la preservación de la salud general y no propagar más este virus. De la misma manera, desde ambas entidades, Horeca y Cafés y Bares, se es consciente de la dificultad de manejar una cuestión que nos ha sobrevenido a todos y que nadie podía esperar, incluidas las propias administraciones públicas. No obstante, estas instituciones públicas deben ser conscientes de la necesidad de actuar de forma urgente, ágil e inmediata para garantizar ciertas cuestiones, entre las que se encuentran la liquidez de las empresas. En este momento de consumo cero en los establecimientos, desde el sector, se considera que podrían garantizarse asumiendo compromisos de manera firme, con las medidas propuestas en el plan de choque que se les presentó.

La hostelería y el turismo es un sector vital para el desarrollo social y económico de la capital aragonesa del que viven 27.000 trabajadores solo en la ciudad de Zaragoza, aportando un 8% del PIB total a la capital aragonesa y dando servicio a más de 1 millón de turistas al año y otros cientos de miles de visitantes o excursionistas. Un sector al que el Estado de Alarma actual le afecta enormemente pues vive de la movilidad, que fue de los primeros en cerrar y pudieran ser los últimos en abrir, todo en aras de garantizar la salud pública.

De la misma manera se recuerda que la administración, como sector público que es, vive de impuestos y recaudaciones de empresas y ciudadanos. Sin ello, es imposible su supervivencia y el desarrollo conjunto de la sociedad y lo que  aquí se reclama son, precisamente, medidas firmes, justas y consecuentes al momento de suspensión de actividad que vive el sector y que permitan afrontar estos pagos con total garantía para administración y empresas. Recordamos las  medidas presentadas el pasado lunes en el plan de choque y que se exigen asumir de forma inmediata para amortiguar el impacto derivado de esta crisis son:

  1. La suspensión temporal de la recaudación de tributos municipales durante el periodo de suspensión de la actividad (IBI; IAE; veladores; vados; aguas y basuras).
  2. Unas bonificaciones excepcionales y transitorias en los tributos municipales durante 2020 a negocios hosteleros.
  3. Ayudas destinadas a afrontar el pago de alquileres destinados a usos de ocio y hostelería.
  4. Un apoyo institucional, expreso y claro al sector turístico y hostelero de la ciudad de Zaragoza.

Campañas de promoción conjunta como las anunciadas serán importantes, pudiendo contar el Ayuntamiento de Zaragoza con el sector de la hostelería y el turismo para su desarrollo y ejecución. Sin embargo, actualmente, estamos necesitados de otros compromisos mayores como los citados y que deben asumirse por parte del Ayuntamiento de Zaragoza quien, además, debe actuar de ejemplo y como referente para el resto de la provincia y corporaciones locales. Asimismo y al igual que se reclama al Ayuntamiento de la capital aragonesa, se exige una predisposición clara a otras entidades que también tienen competencias, como la DPZ o la interlocución con diversas Consejerías del Gobierno de Aragón, con una responsabilidad directa en la gestión de la crisis económica y sanitaria que se está produciendo. La respuesta de estas consejerías, al contrario que la del Ayuntamiento o de la Consejería de Industria, ha sido nula, inexistente o poco eficaz, y viene de hace semanas, cuando el sector ya venía reclamando la necesidad de reunirse de manera urgente, antes de decretarse este Estado de Alarma general.

Son miles los puestos de trabajo y las empresas que están en juego y desde Horeca y Cafés y Bares necesitamos un apoyo expreso, claro y tácito al sector, que ponga en valor la vital importancia del tejido empresarial hostelero y turístico para la ciudad de Zaragoza y que anuncie, esta vez con compromisos firmes, la puesta en marcha de un plan de choque que ayude a amortiguar el impacto económico negativo generado por este COVID-19. 

Recommended Posts

Deja tu comentario