La Confederación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Aragón (CEHTA) ha reclamado la «máxima celeridad» en la aplicación de «importantes medidas laborales y fiscales» que ayuden a paliar la situación de las empresas y trabajadores y que se ha visto afectada en relación a los acontecimientos ocasionados por el coronavirus.

CEHTA ha señalado que su prioridad en estos momentos es garantizar la salud de toda la población, poniendo el foco especialmente en los trabajadores y profesionales de lasempresas, así como en los clientes.

A este respecto, desde la organización empresarial se recomienda encarecidamente a los negocios seguir las indicaciones de prevención recogidas en la Guía de buenas prácticas para los establecimientos y trabajadores del sector turístico editada por la Secretaria de Estado de Turismo.

La Confederación ha recordado que el sector de la hostelería y el turismo es uno de los grandes afectados por la propagación del Covid-19. En concreto, los hoteles de la Comunidad autónoma están recibiendo un continuo número de cancelaciones, sobre todo de los pertenecientes a grupos turísticos o de la modalidad de congresos.

«Al igual que se ofrece total empatía con el cliente y flexibilidad en este momento y circunstancia extraordinaria, se confía que el grueso de estos visitantes pueda recuperarse próximamente tras el aplazamiento de importantes eventos, algunos ya con fecha prevista, como la Feria SMOPYC en Zaragoza, el Congreso de Periodismo Digital en Huesca o la Gala Nacional del Deporte en Teruel».

CEHTA ha apuntado que, en cuanto al cliente de empresa y el turista individual, se registra una caída menos progresiva en los hoteles y alojamientos turísticos, aunque «igualmente dramática», ya que esta tipología de clientes se encuentra a expensas de seguir las recomendaciones generales.

En todo caso, la Confederación ha destacado que se ha registrado un descenso «muy importante», ya que se trata de un cliente más propenso a aguantar la reserva hasta días antes de su llegada a destino.

CEHTA ha estimado que para el sector hotelero, la caída en este mes de marzo en ocupación general, y según los datos manejados, puede estar en el 60 por ciento en comparación a otros ejercicios.

El sector de la restauración también vive este momento con importante inquietud. Al igual que los hoteles, se está intentando ofrecer la máxima colaboración con los clientes, tener flexibilidad en las reservas aplazándolas al último tercio del año esperando la mejora de la situación y siendo consecuentes con el momento que se está viviendo e intentando comprender las decisiones que puedan tomar algunos de nuestros clientes. EMPLEO Y LIQUIDEZ

La Confederación ha remarcado que la cuestión que más importa en este momento a los empresarios de hostelería y turismo ya no solo de Aragón, sino del sector nacional, son las relacionadas con el empleo y la liquidez actual de los negocios.

A expensas de un cierre o no total de establecimientos y que cuya decisión compete decretar exclusivamente a las autoridades gubernamentales y sanitarias, desde CEHTA y uniéndose a una reivindicación conjunta, se reclama con la mayor celeridad, claridad y agilidad posible la tramitación de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que en ella se contemplen todas las modalidades contractuales.

«Esta situación se considera en este momento clave y sería facilitadora para afrontar la situación de muchos negocios, en vista de los acontecimientos. Una actuación que debe afrontarse con responsabilidad y solamente con el ánimo de paliar esta situación que se espera sea coyuntural», ha señalado la organización empresarial.

La CEHTA está muy preocupada por este aspecto y considera que esta medida puede ayudar a que los casi 40.000 trabajadores fijos que tiene el sector en Aragón, puedan tener un sitio al que volver una vez termine toda esta circunstancia. De otra forma, la situación puede finalizar con muchos puestos laborales que terminarán por no recuperarse.

Ante toda esta situación de pérdida brusca de la clientela y bajada general de consumo, no agilización de ERTES y no exención o aplazamiento de algunos impuestos importantes, y aunque se desconoce el número de empresas, son un alto porcentaje de negocios los que se están viendo actualmente con grandes problemas de liquidez.

La Confederación ha manifestado una preocupación muy importante por este aspecto. Hecho que, además, se da en un periodo y contexto de crecimiento global en Aragón y en el que muchas empresas están necesitadas de flujos de caja, ya que el primer trimestre del año suele ser un tradicional periodo de inversiones en los negocios o de afrontar gastos generales del ejercicio anterior o presente. SENTARSE CON LAS AUTORIDADES

Desde CEHTA y sus Asociaciones Provinciales han apuntado que están dispuestos a sentarse con las autoridades competentes o necesarias que puedan ayudar a resolver algunas medidas fiscales y cuyas competencias puedan ser de carácter más local.

Además, han señalado que van a acatar «responsablemente» todas las decisiones tomadas por los gobiernos y que, a buen seguro, tienen «el sentido de resolver este grave problema que afecta a toda la población o, al menos, hacerlo más corto».

«La cooperación es máxima y siempre debe primar el espíritu cívico. No obstante, sí que se consideran insuficientes algunas de las medidas tomadas por el Gobierno Central. Entre ellas, y quizá la más importante, la inyección de 400 millones de euros en líneas ICO para el sector de la hostelería y el turismo y que, además, compartirían con el sector del transporte».

Recommended Posts

Deja tu comentario